CHEESECAKE DE MELOCOTÓN SIN HORNO

 

Este cheesecake de melocotón sin horno es un postre delicioso y refrescante, perfecto para cualquier ocasión y lo mejor de todo es que no necesitas encender el horno, cosa que se agradece en estos días de calor preveraniego.

Está elaborado con una base de bizcochos al huevo (los mismos que se usan para el tiramisú) o  puedes preparar una base de galletas trituradas como en esta receta o  prescindir de la capa de bizcochos o galletas.

El relleno es una cremosa y deliciosa mezcla de melocotones en almíbar triturados, queso crema, nata, gelatina y trozos de melocotón.

La cobertura es una colorida combinación de láminas de melocotón y frambuesas, cubiertos con una gelatina elaborada con el almíbar de los melocotones.

Esta deliciosa receta será perfecta para sorprender a todos, no solo en el verano, sino en cualquier época del año.

 

RECETA DE CHEESECAKE DE MELOCOTÓN SIN HORNO:

 

INGREDIENTES:

 

Base:

  • 14 bizcochos al huevo o lady fingers ( los que se usan para el tiramisú)

 

Relleno:

  • 700 gramos de melocotones en almíbar (Con dos latas grandes será suficiente para el relleno y la cobertura)
  • 80 gramos de azúcar
  • 300 gramos de queso crema
  • 300 gramos de nata para montar
  • 20 gramos de gelatina neutra en polvo (12 hojas)
  • 50 mililitros de agua

 

Cobertura:

  • 250 gramos del almíbar de los melocotones
  • 5 gramos de gelatina neutra en polvo (3 hojas)
  • 4 o 5 mitades de melocotones en almíbar
  • 150 gramos de frambuesas

 

PREPARACIÓN RELLENO:

  1. Para esta receta he utilizado un molde desmontable de 24 centímetros. He puesto papel de hornear en la base y en los laterales una lámina de acetato, pero puedes remplazarla por una tira de papel de hornear. También puedes engrasar ligeramente las paredes del molde para que el cheesecake desmolde fácilmente.
  2. Pon los bizcochos al huevo en la base del molde y corta los que haga falta, hasta cubrir la superficie. Reserva
  3. A los 50 mililitros de agua añade la gelatina neutra. Mezcla y deja reposar 5 minutos.
  4. Parte 3 o 4 mitades de melocotones en almíbar en cubos pequeños. Reserva.
  5. Bate la nata que debe estar muy fría, hasta que haga ondas suaves. Agrega el queso crema y bate de nuevo hasta tener una mezcla homogénea. Reserva en la nevera.
  6. Tritura 500 gramos de melocotones en almíbar escurridos, junto con el azúcar, no es necesario añadir más líquido. Usa la batidora de vaso, la batidora de mano o tu robot de cocina. Reserva.
  7. Calienta la gelatina en el microondas o al baño María, hasta que se funda.
  8. Agrega a la gelatina media taza de los melocotones triturados y mezcla.
  9. A continuación, incorpora la mezcla de la gelatina al resto de los melocotones triturados y remueve hasta que estén bien integrados.
  10. Agrega poco a poco la mezcla de melocotones y gelatina a la nata. Con ayuda de una espátula o unas varillas, incorpórala con movimientos envolventes hasta tener una mezcla homogénea.
  11. Pon la mitad de la mezcla del cheesecake en el molde, sobre los bizcochos al huevo y luego distribuye por toda la superficie los melocotones cortados en cubos.
  12. Coloca encima el resto de la mezcla del cheesecake y alisa la superficie con una espátula.
  13. Lleva el molde a la nevera un par de horas, hasta que tenga suficiente consistencia para poner la cobertura.

 

PREPARACIÓN COBERTURA:

  1. Hidrata la gelatina con una cucharada de agua, mezcla y deja reposar 5 minutos.
  2. Parte los melocotones reservados para la cobertura, en láminas no muy gruesas.
  3. Calienta la gelatina en el microondas o al baño María, hasta que se funda.
  4. Añade poco a poco el almíbar de los melocotones y remueve continuamente, hasta terminar.
  5. Retira el cheesecake de la nevera y pon sobre la superficie la fruta.
  6. Comienza con una línea de melocotones alrededor de todo el borde, a continuación una línea de frambuesas. Repite hasta llegar al centro de la tarta.
  7. Incorpora suavemente sobre la fruta la mezcla de almíbar y gelatina, hasta tener una capa uniforme que cubra toda la superficie.
  8. Pon nuevamente el cheesecake en la nevera hasta que haya cuajado la cobertura, por lo menos un par de horas. También puedes prepararlo el día anterior y dejarlo toda la noche en la nevera.
  9. Para desmoldar el cheesecake retira suavemente la tiras de acetato o de papel de hornear. Si has engrasado los laterales del molde, pasa primero un cuchillo de hoja fina para despegar los bordes del cheesecake.
  10. Ya puedes disfrutar de un delicioso cheesecake de melocotón sin horno.

 

¿Quieres más recetas? suscríbete a mi boletín y sigamos en contacto a través  de: Instagram, Facebook, Pinterest.

MIS RECOMENDACIONES:

  • Puedes preparar este cheesecake en versión individual, usando  copas o vasos.
  • Si tienes cualquier duda con la preparación de la gelatina sin sabor, sigue las indicaciones que señala el fabricante en el empaque de la misma, pero usando solo la cantidad de agua indicada en la receta.
  • Mantén el cheesecake refrigerado hasta el momento de servirlo.

 

Si tienes cualquier duda sobre esta receta, puedes escribirme. Debajo de la receta encontrarás la sección de comentarios, estaré encantada de responderte.

 

¿Te apetecen más recetas sin horno?  Te invito a ver en el blog:

 

También puedes darle un vistazo al índice alfabético y escoger la receta que más te guste, entre bizcochos y tartas, postres sin horno, galletas y muffins, helados y otros dulces.

Sin comentarios

Deja un comentario

Responsable: Ángela López Camacho / Postres de Locura
Finalidad: gestionar los comentarios
Legitimación: consentimiento del interesado
Derechos: como usuario, tienes derecho entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.
Como usuario e interesado, te informo que los datos suministrados estarán ubicados en los servidores de Webempresa Europa S.L (proveedor de email y hosting de esta web), dentro de la Unión Europea.